an4rchos

Rabia del Inexistir

¡Libertad! me expresan tus ojos,
solo silencio de tus labios,
¿Por qué?, habéis preguntaros,
¿Por qué no?, te he respondido.

No concilias el sueño, querida mía.
¿Será que nunca vendrá el día?
Cómo no pensar en desespero,
cuando el iris siento tu centello.

Puede que solo existas en mi mente,
pero gladiador de tu gloria eternamente,
Espero tu regreso con anhelo,
sin antes desvanecido el velo.

Rabia me produce tu inexistir,
con todo lo que me queda por vivir,
¿Cierto que somos lo budas del sufrir?
¿con la panacea nada me vuelve a herir?
Yo no sé si eres la respuesta,
puede que nunca muestres tu gloria,
puede que nunca tuvisteis gloria.
Solo sé que eres mi mejor respuesta.

Pequeñas burlas dicen que no puedo,
se ríen de lo que más anhelo,
¿Será acaso que nunca lo hicieron...?
¿El insomnio domina mente y cuerpo?

El sabor que de ti vislumbre,
a las pocas de un nuevo amanecer,
Un nuevo año a punto de florecer
ante mí te tenías que aparecer.

En un mundo surgido de los sueños,
no hay recuerdos de la vieja pasión,
defendiendo lo sacrosanto sin emoción,
¡Maldito morfeo!: negligente de los sueños.

Me recuerdas a Neruda describiendo su amor,
la sola ilusión me sopesa el corazón,
sueños torcidos me dice la razón,
la distancia será lo que le alivie el dolor.

Con ingenuidad de un Ícaro,
Con ingeniosidad de un Dédalo,
sabiendo que perderemos las alas,
el sol no se nos cambia por nada.

De ti no siento ni silencio,
ni lindas sonrisas ni terrible llanto,
¡Este jueguito ya me tiene harto!:
¿Es desprecio tu silencio?

Pienso en versos sin escribir,
sobre mi vida descubrir,
y un estúpido describir,
lo que ni mil brazos podrán abrir.

¡Sabiondo con mil respuestas!
Intenta responder una de estas:
¿Pueden armonizar ángeles y demonios?
¿Y colocar la calma sobre sus dominios?

¿Puede ser muerto el arte?
¿Qué para el fin de artistas?
¿Sólo quitarles sus instrumentos?
La libertad es la única de ellos

Me levanto y me miro al espejo:
¿Quien soy y de que moriría?
¡Lo sabes bien, no seas pendejo!
Eres anarquista, por libertad sangrarías.

¿Darías la vida por una idea?
Así como cristo y su pasión...
yo padezco con la mía.

Yo sólo sé que estoy trastornado,
mi desprecio arrasaría como tornado,
Pero pequeños motivos me han mostrado,
que no todo habrá sido en vano.

Comentarios2

  • KALITA_007

    MUY BUENO...
    PASA GRATO SÁBADO..
    BESOS

  • SANTAPAU


    Puede que solo existas en mi mente,
    pero gladiador de tu gloria eternamente,
    Espero tu regreso con anhelo,
    sin antes desvanecido el velo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.