elisaulgarcia

Aquí estoy

Aqui estoy viendo TV en la mañana,

Quizas no entiendo nada

Pero aquí está con su guadaña.

La insistencia de la que tiene todo y nada

 

Sin embargo no es común verla 

Porque viene a cobrar su deuda.

Deuda que pienso para pagarla,

Pues mi guerra todavía no ha sido luchada.

 

Pobre hombre soy, sin poesía sin amor,

Hablo y doy consejos sin razón

Empero mis amigos creen que soy su profesor,

Pero no entiendo porqué esa decisión.

 

Mi meta no es soñar, mi meta es vivir.

Mi camino está lleno de espinas,

Espinas negras que pueden herir,

Herir al corazón y cargarlo de penas.

 

Pobre alma silente llena de rencor, 

Rencor que mata y envenena.

Odio, penas, miseria y pavor,

De eso mi alma esta llena.

 

Aunque el alma este llena de oscuridad,

Siempre hay paciencia, perseverancia, y fé.

La fé se convierte en verdad, 

Y la verdad renueva la fé.

 

Alma sublime te esperamos en la meta,

No importa si ganamos, lo importante es vivir

Ni siquiera importa si se nos respeta,

Lo que importa es reír.

 

El ser humano en su caos de conseguir respeto,

Busca dinero, joyas, diplomas, metas y anhelos. 

Sin embargo que para recibir el respeto,

Se debe luchar por los sueños.

 

Nunca habrá un hombre más sabio que otro,

Algo desconozco y esa es la verdad. 

Porque lo que yo no sé, lo sabe el otro

Así fue y siempre será la humanidad.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.