carlos obeso

El Baile

Mientras hablas ...

no puedo apartar la mirada

de tus labios

Me envuelven sin remedio

Bailan ante mi, provocadores

se contonean lascivos

siguiendo la dulce melodía 

de tus palabras

La sensual canción de tu voz

¡No dejes de hablar!

Cuéntame verdades plenas

o miénteme si quieres

pero habla, habla y baila.

Baila por toda la estancia

todo el día, toda la noche

Baila con tu boca desnuda

sin abalorios ni velos

Háblame, llévame

enséñame los pasos.

Baila conmigo; abrazados

Baila conmigo en un beso



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.