Mikely

Consolar al triste

La tristeza en nuestras vidas no podemos evitar, pero siempre existe alguien que nos puede consolar.

 

Algunos sufren en silencio, otros lo gritan a los cuatro vientos, pero la tristeza presente estará, es algo que no podemos evitar.

 

Consolar al triste no es algo complicado, solo debemos tener presente que con Jesús nuestro corazón será aliviado.

 

Su mensaje debe ser resaltado, pues él quiere que los afligidos sean consolados.

 

La Santa Biblia dice en Juan 16:20 que nuestra tristeza se convertirá en gozo, recordemos esto siempre cuando sintamos que nuestro día no es tan hermoso.

 

En esos momentos de tristeza necesitamos de alguien que nos consuele, pues solos se nos hace más grande ese sentimiento que duele.

Si estamos tristes busquemos consuelo, en alguna buena persona y sobre todo en el Dios eterno.

 

Si a alguien vemos triste acerquémonos a consolarlos, basta simplemente con que le demos un abrazo.

                                                                        

Así que los que estemos tristes, alegraos, porque Jesús estará con nosotros para consolarnos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.