NoDriNk

Maligno Yo

El aroma de las mañanas, lo guardo en el olvido 

y el incesante aire de verano que brasa 

vivo en un pueblo lleno de prejuicios y desengaños

donde el vivo vive del tonto

una ciudad plagada de egoístas 

abrumado por la soledad y el olvido

 

Allá,  arriba los ángeles revolotean

haciendo filmes para las entidades celestiales

para cuando regresen a casa, de todas aquellas extrañas criaturas 

quienes rezan plegarias exorbitantes con desden hacia el cielo

quienes  entregan  su espíritu y exhiben sus secretos llenando el vacío así mismos

 

desearía que descendieran, 

en mi pequeño pueblo, de día o noche da lo mismo

y me suban a bordo, en sus hermosas nubes

enseñandome al mundo, tal como me gustaría verlo

se lo diría a todos mis amigos, pero no me creerían

pensarían que finalmente he perdido el juicio por completo

y me encierren en un lugar psiquiátrico

 

les mostraría las estrellas y el significado de la vida

lo sublime del amor desconocido, mas allá del entendimiento humano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.