Tini Esp

Mis días saben a color rosa

 

Nubes grises me perseguían por el sendero

que tomaba cada día como referencia

querían arrancarme del suelo

revolvían mi más pura conciencia.

El viento del Este me aconsejaba 

que respirara y tenga paciencia

El sol en el horizonte me vigilaba

aguardaba mi mas profunda esencia.

 

Mis días por fin saben a color rosa

como el cielo de un atardecer

La vida toma su ritmo y se crea una revancha

una oportunidad que va a prevalecer,

mis tardes tranquilas posan

con una esperanza que aquel pimpollo va a florecer

cautivará a un enjambre de mariposas

que en mi interior revolotean al punto de enloquecer.

 

Tini

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.