emiliodom

MUJER

  Debemos entender, que la belleza no está solo en el físico, también radica en el interior, aumentando con el paso de los años. Con la madurez, adquiere mayor importancia. Ella, sabe muy bien lo que desea...con la experiencia se torna más exigente y comprensiva. Ella, no quiere un amor que la agobie ni aprisione, lo desea controlado y dosificado. La mujer, desea un hombre que la comprenda, la sepa amar, respetar y conquistar. Quiere compañía, ternura y armonía, pero nunca está dispuesta a renunciar a su espacio personal y social. ¡El amor nace y vive de la inteligencia declinando con el olvido!!. Las espinas del rosal, le sirve para evitar -en la medida pertinente- la agresión de cualquier intruso.


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.