raul alfredo

Palacio de Sueños...

   

Palacio de sueños,

caricias, besos

Y encuentros que tropiezan

con la fugacidad por ser  perfecto;

amurallan con el mutuo respeto

a la sagrada confianza

que custodia al encanto,

y a la libertad de entregarse por completo

a la dulce y loca fantasía,

a la pasión sin medidas

y al delirio de quererse tanto,

concibiendo amplios salones de miradas,

 miradas ambiciosas de deseos,

de danzares,

 roses de la piel que enajenan

y saca de quicio

a los cuerpos circundados de placer;

palacio de sueños,

descubro sentimientos únicos,

sensaciones inexplicable,

goce inigualable

y felicidad en la dicha de sentirme

de ti… perdidamente

!enamorado!

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.