ErC

Un viejo rostro.

Una brisa leve choca con mi rostro,
un olor amoroso, profundo respiro.
doy vueltas buscando el inicio del aroma,
la esencia de donde emana esta dulzura
que provoca tantas sensaciones
en los adentros de mis entrañas.

En un instante encuentro la mirada,
es infinita en esplendor y destellos,
iluminando mis infiernos sin saberlo
una emoción brota por mis raíces,
viajando y purificando mis cicatrices.

¿Será su voz una melodía sanadora?
la escucho y mi alma llora de alegría,
recuerda las pulcras poesías
y sueña con vivir siempre al lado
de tan preciada melodía.

En su rostro se esconde una mujer
que en vida soñé, pero la recuero con amor
de alguna antigua relación, de algunos
milenios atrás, cuando mi alma caminaba en paz,
mi ser estremecido se pierde en los recuerdos,
mi presente añora vivir en el rezago
de los sueños que ella guarda.

Espero ella en sus abismos
recuerde mi triste mirada,
al igual los amores viejos
que broten en el ramaje de
cada uno de sus sueños,
sintiendo las imágenes
de ayer´es olvidados.  

Comentarios2

  • diego leonardo

    tienes mucha pasta amigo!
    a por esas letras!

    • ErC

      A por ellas amigo. Saludos.

    • kavanarudén

      Esos amores que perduran en el tiempo
      Dulces recuerdos que quedan dentro del alma.
      Un precioso escrito.
      De mi parte un fuerte abrazo.

      • ErC

        Esos amores que cicatrizan en el alma. Un saludo fuerte Kavi.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.