Diaz Valero Alejandro José

Glosa a mi romancero I

 

Vi aletear tus pestañas

como aves alzando vuelo,

el tesoro mas grandioso

de los recuerdos que tengo.

.

Una mañana de tantas

cuando alegre transitabas

vi como alegre brillaba

un collar en tu garganta..

Tu alma soñadora canta

como el viento en la montaña

y ya hasta mi mente extraña

esos tiempos no tan lejos,

cuando yo alegre y perplejo

vi aletear tus pestañas.

.

Al descender el poniente

con trazos crepusculares

hice tantos malabares

para instalarme en tu mente.

Yo te imagino sonriente

y eso me brinda consuelo

al saber que bajo el cielo,

tus ilusiones bonitas,

se van perdiendo de vista

como aves alzando vuelo.

.

El mar resguarda su sal,

cuida el río sus corrientes

y la rama floreciente

su botón primaveral.

Cuida la lluvia el cristal

de su invierno esplendoroso

y resguarda el amoroso

el recuerdo de unos besos

porque así tiene con eso

el tesoro mas grandioso.

.

Voy por la vida oteando

horizontes que prometen

buscando días que reten

según y vayan llegando

y nos vayan orientando

sin perder el abolengo,

y es por eso que sostengo

que tus besos bien melados

son patrimonio sagrado

de los recuerdos que tengo.

--------------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela.

Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.