YanaY

16

Un olor a menta cubre el ambiente.

 

El sonido de tu pecho se confunde con el canto de los gorriones recién nacidos.

 

Diantre prohibido.

 

No existe pacto u oración que pueda unirme a ti. Eres barco de miles de puertos menos el mio.

 

Quisiera fundir mis matices en las pálidas acuarelas de tus ojos, como si  fueras musa y yo tu creador.

 

Si tan solo pudiera fundir tu piel en mi cuerpo y tallar con tus huesos un ataúd de ilusiones.

Cuántas Julietas más morirán a tu nombre? Cuántos Romeos más tendré que envenenar para que seas único y me mires solo a mi?

 

Voy por la vida apagando velas ajenas, para que al mirar al horizonte veas solo mi flama.

 

Pero estas ciego.

 

Tu indiferencia devoró tus ojos y carcome mi corazón. Estas pudriendo mis esperanzas y aun entre la carroña de mi alma y los escombros de mi pecho hay un rincón para ti, por si un día al azahar me eliges y me revives y me haces nacer de tu entrañas, como un producto de amor.

Comentarios2

  • diego leonardo

    muy bonitos versos,
    me encantó la primera parte
    Saludos

    • YanaY

      Muchas gracias!! Me hace muy feliz que leas lo que escribo y aún más, que sea de tu agrado, que Dios te bendiga

    • alicia perez hernandez

      El sonido de tu pecho se confunde con el canto de los gorriones recién nacidos.
      .......................................
      Hermosuras nos compartes,
      bello es quedarse a escuchar ese canto de gorriones que se percibe en tus bellos versos,
      un placer, saludos

      • YanaY

        ¡¡Gracias!! le mando miles de bendiciones en el canto de las más hermosas aves, agradezco bastante que se de una vuelta por mis desgastados versos



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.