Emma Lores

Cubanos no temáis.

Muchos se regocijan del dolor de los cubanos,
no recuerdan que es pecado alegrarse de lo malo,
los cubanos han llorado bajo años de opresión
silenciando la razón que tiene cualquier humano.

 

Obama los ha engañado mostrándose muy amigo
luego de confundirlos por la espalda los ataca,
fue a Cuba y se gano a pueblo con mucha labia
ahora muestra por fin la maldad que hay en su alma.

 

Muchos llenan su boca expresando su alegría
de que el cubano siga muriendo sin esperanza;
no les alcanza el amor para sentir compasión
por aquellos que oprimidos buscan liberación.

 

Esta proclamación que ha hecho el Señor Obama
ha dado a conocer lo que esconden muchas almas,
se rebela la verdad que guarda el corazón,
cuando se da la ocasión todo sale a la luz.

 

Hermanos cubanos, no confíen en los hombres,
a Dios nada se le esconde y ha visto su sufrimiento,
en su preciso momento el buscara solución
y ni Obama ni Trump podrán cambiar su designio.

 

Dios ha visto el martirio que se vive en nuestro suelo
como se come allí el pan con lágrimas y con miedo,
los ha visto atravesar el mar y sus muchas ondas
buscando la libertad y huyendo de la discordia.

 

Los que hoy se alegran y parodian su desdén
un día irán ante el Rey y cuentas allí darán,
no es bueno regocijarse del mal que sufre un humano,
por los que Cristo ha sangrado y su vida entregó.

 

La respuesta esta en Dios, la solución en camino,
en el esta el destino y la suerte del mortal,
no le deseen mal a los que te hacen llorar
solo sigue hacia delante que en el cielo hay tribunal.

 

No ha existido jamás barrera para un cubano,
todo lo hemos inventado para salir adelante,
esto es solo un obstáculo que juntos vamos a vencer
si no nos paró Fidel no creo que lo haga Obama.

 

El cubano es una rama muy difícil de cortar
y aun después de podados volvemos a retoñar,
la primavera no tarda, basta de lloriquear
levanta y lava tu cara que el sol ya va a brillar.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.