Herisloy López Orozco

En los hermosos campos de Cuba

 

 

La palma real danza como una linda cubana,

sus hojas verdes se abren como abanicos de esperanzas, y el poeta escribe en los campos libres una poesía cubana. 

 

La mariposa canta sublime,

vuelve el guajiro a la zafra con su sombrero de yarey, toca con sus

manos limpias las cañas de azúcar y el central Orozco expande su dulce aroma por toda la isla soñada. 

 

Cuba libre y eterna,

bajo el cielo cubano quiero escribir

mis poemas.

 

Cuba mía si vuelvo algún día,

yo sería una linda guajira,

Diosa de las flores, 

musa de los pintores.

Cuba mía, mi tierra querida,

que te abrace mi poesía en los hermosos campos de Cuba.

 

Herisloy López 

Derechos del autor reservados. 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.