EL CABALLERO DE LAS LETRAS

Canto En El Tiempo De La Arena

Imprecisa suele cantar la arena 

en el mismo lugar que se maldijo hace años.

La muerte, la renuncia y la soledad que queda después,

se proyectan en las calles enganchadas a las lámparas 

Palmira está de renuncia como el mundo 

en el fuego de sus años, maldice y canta.

 

Hay un silencio en el aposento del fin,

es Palmira, el mundo, lo que queda. 

El temporal se nutre de las tormentas siniestras,

un luto viene cantando con la flauta del tiempo 

hiela los rostros, amarra los cuerpos a la tierra

 

El mundo es el destino que se negó a los que vendrán

y la maldición cantada de los que quedaron atrás.

 

 

Comentarios1

  • diego leonardo

    muy profundo y desgarrador!
    me gustó, seguiré leyéndote!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.