QUINSONNAS

FÉNIX (SONETO)

 


Un fénix liberándome de mermas

renace en mi interior de sus cenizas

sanando a mis heridas más enfermas

con todas las virtudes que enfatizas.

 

Viajando por corrientes antes yermas

mis alas otra vez son primerizas

curadas en vapores de unas termas

repletas del amor que exteriorizas.

 

Comienzo a levantar un primer vuelo

feliz al descorrer el sutil velo

de todo lo anterior que fue antes tuyo.

 

Desciendo de los cóndores y albatros

y ardiendo mi linaje en sus teatros

contigo un nuevo nido reconstruyo.

 

 

Comentarios3

  • Lita_81

    Asi renacemos todos, ante la cenizas que suele dejar el dolor, la tristeza, la decepción acompañadas a tino con muchas circunstancias y que bien lo refleja. Saludos

  • yosoyelquesoysiempre

    Sí, poeta y amigo, QUiNSONNAS, igual que el Ave Fénix, muchas veces nos toca renacer de las cenizas.

    Bella creación.

    Un gran abrazo.

    Condorandino

  • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

    Felicidades por este
    soneto tan bien logrado.

    Un fuerte abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.