Yo soy yo

Soy

Caigo y levanto, sin

Rastro de llanto.

 

Cierto que el miedo 

Superfluo en mi interior es,

Superfluo, más no sempiterno 

 

Nacer cada día con el

Amanecer,y la luz del alba, ha de darme esperanza

Par entablar el nuevo dia 

 

Inequívocamente no soy acendrado, mucho menos

Me atrevería a decir perfecto, más soy etéreo, como otros.

 

Yo soy inmarcesible, soy la calma que antecede 

A la lluvia, y el petricor al cesar.

 También soy el torrente melifluo con el que canta el viento y la noche.

 

Soy el inefable fracaso

Que se presenta bajo el arrebol de las nubes

 

Pero soy además la fuerza con la que le 

Hago frente para encontrar en el calor de mi mirada aurora 

de un nuevo dia.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.