Alcionico

Aurora

En el saludo matinal del Sol 

Nos sentaremos a pensar

Que fue lo que dejamos pasar

Las experiencias que ni siquiera

Nos animamos a mirar

 

Y llegará el cruel adiós del crepúsculo 

Y así, una vez más,

dejando a medio pensar todo

 

Hacer por el momento

Mover mil músculos

Y el espíritu

 

Que el yugo de la Cruz

No te impida ver la Luz 

 

Con pies sobre la Aurora me gusta caminar

 

¿Y a vos?



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.