Marisa Rivero C

ELLA

Ella no era perfecta.

No bastaba con amarla.

Había que arriesgarse

a cruzar sus debilidades

-todas desordenadas-,

entre ellas,

esa mirada perdida

que la hacía diferente.

Marisa RiverošŸŒ¬

Comentarios1

  • kavanarudĆ©n

    Cuando amamos, amamos todo de la persona amada.
    Nadie es perfecto.
    Delicado y tierno.
    Un placer leerte
    Kavi

    Pd: preciosas las fotos que acompaƱan tus escritos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.