Alfonso Darío

Duelo

Experimentando padecimiento moral
la vida se ensaña como aquel mal caporal
con crueldad por su incapacidad de administrar
personaje que juega feliz su papel áctoral
en su teatro existencial hasta golpear

Dichosos reíamos al volvernos a ver
alegrías de infancia tuvieron renacer
añoranzas a montón con hermosas anécdotas
renaciéron mi alma y mi espíritu tal balótas
juegan juego y deciden cual número escoger

Volvimos a disfrutar algo nuestra amistad
la que a través del tiempo logramos cimentar
con atino la convertimos en hermandad
hermanos del alma de amor y sinceridad
como enseñaron los ancéstros sin lamentar

Recordación de épocas infantiles de amor
del ayer cuando fuimos felices sin darnos cuenta
la necesidad truncó una relación de flor
nos separó por años que hoy la vida lamenta
por la ocasión de volver a vernos con dolor

Algo en mi se encuentra vacío, estoy desolado
es como aquel día cuando partí de mi pueblo
aquella vez me llevé consigo la esperanza
es peor aunque abandoné mi lugar de crianza
Dios las unió porque él tiene todo calculado



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.