Carmen Lombardi

Azul de invierno.

Azul de invierno que de soledades envuelves, dulces lamentos en pensamientos ausentes.


De calores que abrasan, de fríos que compadecen, difuntos temblores en lunas crecientes.

 

Azul de invierno, la noche llora, el día duerme y el niño añora.

 

De alegrías bañadas en azules tristezas, navegan varadas en plácidas rarezas.

 

Azul de invierno, que la vida afana, que todo quiere y con todo engaña.

 

Apaga la luz que te dio el gélido tiempo y llena de compasión nuestros frágiles lamentos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.