guivel

TESORO

TESORO

 

La llamo

y viene hacia mi,

la miro

y me sostiene

la mirada,

la grito 

y sólo baja la cabeza,

me enervo

y desvía la mirada,

me río

y me sigue como un rio su alegría,

me entristezco

y me acompaña  en 

mi pena,

tomada de mi mano sin querer dejarme,

calmando mi sed,

llenando mi vacío.

 

 

 

guivel



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.