LisNazareth

Basta - parte 2

Quiero que sepas lo que significó para mí:
 fuiste mi puente entre el pasado y el presente,
deje la piel en el piso con la ropa que me quitaste,
me mostré con una nueva sonrisa que aun no entiendo
 porque tan de prisa generaste.
Jamás estar cansada se sintió tan bien,
jamás compartir la cama se sintió tan bien
 Jamás nada se sintió tan bien ¡rayos!.
 Aumentaste los latidos,
posteriormente los gemidos
y te rehusaste a quedarte dormido.
Como si conocieras lo que necesitaba
en medio de una guerra me diste calma.
Sin prisa
como si evitaras lastimarme,
esa era la idea que tenía yo, al enfrentarme a las ganas
dé ya no ser de nadie, 
solo mía, 
para mí

y resulta que contigo
 me compartí y me derretí.
Si así ¡así! y más y ¡más!
Derretiste el hielo con tanto calor
y quedo la humedad
y no se va, no se va!
Sé que como yo
 te niegas a ponerle fin a esta historia
 solo espero que cuando regreses
 y vuelva a sentir la gloria
 sigas posponiendo el desenlace
y sean más de tres partes.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.