hellenandres

amigos

Algunas veces nos topamos con gente de nuestro pasado que nos da alegría de ver y reencontrar, pero es un “hola”, “ un como estas, un que ha sido y nada más”. Sin más allá, sin que se apriete el pecho sin volver a ser unidos, pero hay personas que después de tanto tiempo abren realmente una ventana hacia el pasado, un retorno a lo que éramos y lo que fuimos.  Una nostalgia por el tiempo transcurrido. Un deseo de recordar de que se hablaba, que vivíamos, lo que nos hizo ser amigos.  Una distancia que solo algunas personas saben demostrarnos que ha sido larga, dura y buena también.
Hoy regreso con el tiempo a mis espaldas y no dejo de sentir ese vacío.  Esa molestia de no haber seguido creciendo con algunos de mis amigos. Con los primeros, con los que el pecho sintió el primer latido. Los que a Dios gracias aun me recuerdan y que yo de mi mente nunca olvido....

gracias amigos de la infancia, de mi juventud, de mi presente y a los que todavía vendrán.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.