TORQUEMADA

Del calor de tu abrazo, peregrino

Del calor de tu abrazo, peregrino,

del aire de tus besos, anhelante,

buscando tu regazo, caminante

de tu dorado cuerpo los caminos.

 

Del cristal de tu risa, enamorado,

de la luz de tus ojos, fiel ansioso,

del aire que te  besa, envidioso,

en tus rubias caricias enredado.

 

A buscar el trayecto de tu puerto,

mi vida, sin descanso, dedicada

a sembrar alegrías en tu huerto

 

Mecido al tibio sol de tu mirada

quiero dormir atracado en tu cuerpo,

encallado en tu vientre y en tu falda.

Comentarios1

  • Amalia Lateano

    Estimado colega:
    Un poema que es maravilloso. Encuentro un pellizco:
    "quï.e/ro/dor/mir/a/tra/ca/do~en/tu/cü.er/po 11 El acento está en primera, cuarta y séptima sílaba. Si desea que sea soneto clásico, deberá estar en sexta sílaba.
    Por lo demás es muy bueno.
    Saludos

    • TORQUEMADA

      Buenos días Amalia. Muchas gracias por tu cariñosa benevolencia y por tu comentario formal (¡que bonito lo de "pellizco"!) tan atinado. Llevas toda la razón, es una irregularidad que ya observé, pero me gusta tanto el verso "quiero dormir atracado en tu cuerpo" que no he encontrado un endecasílabo regular mejor para completar el terceto.
      Un saludo mui cordial

      • TORQUEMADA

        Bueno, quería decir "muy" cordial.

      • Hay 4 comentarios más



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.