ErnestoGalindez

Dos Mundos (Crónica de un inhumano)

No entiendo, como sucedió, como pasó
como la inocencia de niño se perdió.
¿cómo es posible que si creamos los derechos, buscamos a ellos sobrepasar?.
en que momento el humano, se empieza a in-humanizar
Y comienza a golpear a su hermano, a su patria, a su propia humanidad.

no se entiende si es la misma raza, la misma sociedad,
me dan ganas de matar;
desaparecerme de este tiempo y volver atrás,
como cavernícola empezar de nuevo una realidad,
¿No te cansas de pelear?

Si Dios existe, donde está?
pero debe existir, porque ante él pedí permiso antes de salir,
incluso le rogué en mi camino un alma inocente conseguir, para mi.

Y así fué, esta vez vi llorar, sonrojar,
la sangre en sus ojos claros pude notar,
como con miedo en sus manos, entregaba sus pertenencias sin dudar,
sin suplicar, pues estaba en desventaja,
¡Yo Tenia la mejor mitad!

No solo estaba ella, había otra alma,
inocente del mundo y su maldad,
que solo gemía y en su interior se escuchaba el miedo gritar
"llora, llora, es tiempo de llorar"

Satisfecho me fui, corrí, el motor encendí,
mientras mi compañero decía "somos kings al fin".

Espera, ¿qué es ese olor que desprende mi piel?,
¿qué es este ardor que siento en mi ser?
¿porqué me siento vacío?, ¡Si yo tengo el poder!
lo conseguí, lo arrebaté, como sea lo logré.
¿Será que lo tengo que volver a hacer?

Sí, yo creo, así esta pastilla me lo dice,
Dios te pido de nuevo que mis manos utilices.
Un humano sin humanidad, en ésto decidí convertirme.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.