Alisavolibaf

A la imagen inexistente

Sueño

A la imagen inexistente

de un ser potente

A la vida inconsciente

del amor estupefaciente

A las sonrisas valientes

del corazón doliente

 

Despierto, me siento impaciente

en la cama durmiente.

Siento que amanecí perdida,

sobre el velador la hoja

la recojo y dedico unas prosas,

entonces mi mano irritada

en el papel estremece.

 

Dicen las ideas:

Hey! Animal ausente

Con complejo de fantasma

Me permites entregarte

En sueño las palabras

Oye! Espectro ardiente

¿Por qué me permites dormir

en las piernas de otro sirviente?”

 

Mire el reloj,

se encontraba agitado.

Deje lápiz, papel, ideas tirados

junto al olor a vicio acumulado.

 

Dije fuerte:

Oye! Levántate, que estoy apurada.

Me miraste con amor y entonces

Dije: - nada.

 

Pienso

“cariño, te quiero, pero no eres

una imagen espejada”

 

Me quedo a tú espalda recostada

escuchando al reloj que apresuraba

Y en mi cabeza, el pensamiento

de la figura imaginaria, del hombre fantasma

“ideal de mi alma complementaria”

Comentarios2

  • diego leonardo

    me gustó tu poema, ahora le encontré como sentido en la dinámica
    en los planos que lo relatas
    ta bonito

  • nelly h

    Un poema despejado, sutil relato de paralelos de sueños y realidades.

    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.