Jordy Rosario

Fuera del recuerdo

Te quise real,

tocable, amable.

De piel morena en su esplendor.

Con callos hechos de tiempo y sudor.

 

Muchacha de campo, te quise.

De las que destilan mieles dulces

como dulces sus piernas  

de ritmos y danzas

con el contraste abrupto de sus suertes.

Con tus pies empolvados,

testigos fieles de tus andanzas;

caminos vedados,

en los que rosas débiles no pueden andar

para no ser lamidas por leones

sedientos del néctar,

génesis de la vida.

La vida, aquel botín sin sentido.

 

Pero sólo fue un recuerdo quererte así.

La liviandad de tu pobreza te condenó

a echar raíces en una tierra infértil

de frutos ácidos

de troncos torcidos

sobre los que diserta la ONU y busca soluciones

para cambiar los numeritos.

En fin, víctima de tu propio camino:

el que elegiste. No elegiste.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.