jomermalaya

SUEÑOS FINALES

Sueño, sueño.

Ojos cerrados, sin nada que ver.

Oscuridad, estoy soñando.

¡Bello sueño este ha de ser!

Sueño muerte, peste, desolación.

No queda nadie en el mundo,

No queda nadie excepto yo.

Camino lentamente, sin temor,

Una onda sombría y cálida me abraza;

No es la vida ni la muerte,

Es nada y solo yo.

Sueño el mundo desolado,

Entre muertos caminando voy;

No se han matado entre ellos,

No han muerto por peste alguna,

No han sido atacados por alguna enfermedad,

No ha caído nada del cielo,

No han sufrido la ira de Dios.

Nadie es culpable de tan cruel sueño,

Aunque más que sueño parece una realidad,

Nadie fue el culpable, no queda nadie a quien culpar.

Solo queda a un lugar a donde mirar,

Pero no queda ni uno para que me pueda juzgar.

¿Ángel o Demonio?

La respuesta aún no he podido encontrar.

Pero por ahora sueño, esperando jamás volver a despertar.

 

Jomer Malaya

 

Comentarios1

  • Alisavolibaf

    Me recordo mucho a un sueño que tuve jajajajja. Muy buen escrito



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.