wolfenaght

Drogas

Hoy me sobran las razones para no encontrarte

Y me alcanza una sola para seguir

Me despiertas con tu euforia

Elevandome a la gloria de los condenados

 

Es la última repito el epitafio

Y la culpa no me agobia unos minutos

Hasta que el primer rayo de luz ocupa el cuadrangular espacio de mi habitación

En el resplandor entretejido de mentiras espero encontrarme

 

Tus ojos inofensivos buscan los míos esperanzados

En este intercambio de recuerdos por placer

Pero ya estoy vacío en mi flagelo y mis ojos son orificios negros y supurantes

 

Pues la decisiones ya no son mías

Mi cuerpo ya no es mio

Y la conciencia es un sonámbulo que nunca despierta y por miedo nunca quiero despertar

 

 

 

Comentarios1

  • Alberto Escobar

    Metáforas adictivas. Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.