.Luz del alba.

Triste

Triste mi corazón
cuando late mientras muere
en el desdén de tus abrazos.
Triste mi voz
cuando tus palabras la dejan
muda en un vacío a mí atado.
Tristes mis ojos
cuando te lloran
aún sabiendo que las lágrimas
se perderán en un eterno bosque
de llantos desconsolados.
Triste mi alma
cuando te escribe,
y el papel se rompe antes
de que mi nombre se pronuncie
entre tus labios.
Triste soy, triste me siento,
y me siento a la espera
de poder quererte sin que el amor
se quede lejos.
Triste me voy, triste me quedo,
y me iré sin llegar a irme
aunque tampoco me quede.
Triste como tu ausencia
y mi presencia ante
la infinita melodía
que persigue tu coraza, necia.
Y aunque tristes siempre,
mis versos nunca dejarán
de recordarte.

Comentarios1

  • Juliana Agredo

    Encuentro esta tristeza algo inusual, es una tristeza muy bella, muy dulce, llena de alguna esperanza. Muy bellas palabras. Me gusta muchísimo leerte, lo disfruto.

    • .Luz del alba.

      Muchas gracias por tus palabras. La belleza no siempre está en la alegría. Cada estado de ánimo puede guardar algo bello, y a veces las lágrimas son el espejo de un alma preciosa, no por la imagen, sino por lo que refleja. Me alegro de que disfrutes leyendo mis escritos.
      Un abrazo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.