Lucy Quaglia

Las rocas gloriosas

La rocas gloriosas

De granito fino,

Que llenan el piso

Que solo adivino

Debajo del pasto

Sosteniendo loco

Flores fabulosas

De pan y de vino,

Se ven por el prado

Que cruza el camino.

 

Causas de locuras,

De amigos perdidos

En cosas ocultas

De tiempo, de vida,

De almas que no vuelan

Sino que transitan 

Mirando curiosas

Las piedras pulidas

Sin que se den cuenta

Que alguien las espía.

 

Bajáte del auto,

Tomáte un descanso,

Un alivio raro

Que rompa rutinas

Si hacés siempre algo

Que nunca termina.

Subíte a la moto,

Dáte una vueltita

Manejá en las piedras

De noche y de día.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.