Jorge mARTIN gonZÁLEZ Reymond

La cara amable del invierno



No hay como una tarde del invierno
para esconder entre la nieve la tristeza
camuflarse en la blancura de los sueños
y refugiarse en la ternura del hogar.

Y cuando el día resplandece allá en lo alto
cuando en manadas se vislumbra la alergía
se ve la cara amable del invierno
con dos caminos que elegir en la existencia
pero ninguno ha de llevarte donde vas.

Y una ciudad extraña se parece a casa
mas no termina de serlo de una vez
y nuevamente intentas escaparte
pero tu tren no sabe a dónde ir

No hay como el frío tan ingrato del invierno
para engañarse dibujándose el futuro
planes y sueños que al llegar la primavera
serán recuerdos derretidos de lo que nunca fue.

Comentarios2

  • donrevis

    Preciosa reflexión sobre el invierno y una forma muy especial de entenderlo.
    Veo que no has perdido ni un ápice de tu sensibilidad y maestría y me alegra.
    Un fuerte abrazo y mi deseo para ti de un 2017 lleno de Ventura.

  • Amalia Lateano

    No sé si será porque hoy estoy triste
    o por qué, pero tu poema me ha sobrecogido el alma, en la sencillez de su rima hay una vida amorosa que aletea y acaricia, es hermoso querido amigo.
    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.