CREPY YO

Una niña

Una niña

rubia y azul

que temblaba

y me abrazaba

me sedujo.

Me besó.

 

Una niña

azul que temblaba

-rubia por sus cabellos-

me abrazaba

me seducía

y me besaba.

 

Una niña

rubia que me abrazaba

-azul por la poca luz-

temblaba

y me sedujo

mientras me besaba.

 

Una niña

arte que me abrazaba

-rubia, azul, temblorosa-

me sedujo, me besó

y me hizo amarla

quién sabe por cuánto tiempo.

 

Quizás para siempre.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.