Pablo S

Mi mujer

Despertaste mujer en mi cama, tan nuestra
Conociste al amor por la noche, un martes
En gozar y en amar te declaro maestra
Me entregaste tu mundo, tu silueta y tus artes

 

Yo te amé de verdad, mi pesar lo demuestra
No hay manera de unir mis fragmentos, mis partes
Con insomnios tortuosos y mi alma en riestra
Sobrevivo sin ganas, me derrumbo los martes

 

Fue mi culpa, lo acepto, no hay remedio ni hay cura
Te recuerdo y te sueño, es mi pena y mi gozo
No me quedan más lágrimas, ni pasión o locura

 

Te perdí, no hay regreso y te dedico un sollozo
Tan inútil, sin pizcas, mi castigo y tortura
Tú me hiciste feliz, tú me hiciste dichoso

*L*

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.