Marieli

Luna

Luna de ayer que embelleces la noche

Mira mi historia bajo tu luz

Deletrea mi nombre con cada estrella

Que mañana se serenará el instante

 

Que las vasijas se quiebren

Y el mar se seque

Si me olvido de tu manto que me cubre

Aún en las horas bajas de mi vida

 

Cristalina y perfumada es tu presencia

Sosiega un alma inquieta y errante que busca y busca

Sin rumbo y sin destino anhela

Camino sin descanso

 

Absorbida en tu grandeza

Se suspende el juicio y sobreviene la emoción

Llanto y llanto de alegría que se va esparciendo

En cada grano humedeciendo la arena del desierto

 

Luna que te muestras en mi habitación

Enciende la paz en mi espacio

Inunda de consolación este tiempo

Que entre agitadas aguas se debate

 

Tú que eres y que siempre has sido

Dale vida a lo que clama por ser

Estreméceme hasta que tiemble

Cada fibra de mi cuerpo desgastado

 

Luna que me miras y te miro

Luna que deseas el amor ardiente

Llámame y espérame

Que un día mi camino se posará en tu morada

Comentarios1

  • Lucy Quaglia

    Me gusta mucho la luna a mi tambien, pero nunca le hablo directamente a ella, solo la nombro una y mil veces. Este poema me abre una manera nueva de ver al astro de la noche, gracias.

    • Marieli

      Gracias a ti. Pues sí, generalmente la usamos de "adjetivo" o de "sustantivo" pero no de interlocutor y creo que, en su misterio alberga respuestas bellas a nuestras inquietudes más profundas.
      Gracias por leerme.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.