RODRIGUEZ NUEZ

del amor a distancia

bien pudiera yo ahorrarme todas esas noches

en que le haces falta a mis brazos,

y los vacíos insondables como pozo sin fin

que siento en el alma,

pudiera evitar morirme todos los días,

acostado en el recuerdo de tu sonrisa,

mas el destino así lo quiso,

quiso que nos amaramos a distancia,

bien pudiera evitar la fatiga de mis labios

en busca de tus besos sobre el aire,

pero tengo una respuesta rotunda e inapelable,

¡no quiero!

no quiero dejar de hacerlo,

porque es tan lindo amarte,

yo por ti volvería a llorar,

volvería a reír

y volvería a sentir que no soy nada sin ti,

vale la pena esperar a que un día llegues

y ya no quieras irte,

ya no verte partir dejando solamente

la estela de tu perfume que queda tras de ti,

y ya no habrá necesidad de pintarte

en mis sueños,

no me frotare los brazos deseándote,

tendré al alcance de la mano tus besos,

estarás aquí para llenar los silencios,

y las estrellas que ahora vemos en cielos separados,

mañana las veremos tomados de la mano,

y no habrá barrera ni obstáculo que se interponga

en medio de este amor,

solo recordaremos la lucha que libramos,

recordaremos este diciembre,

el camino que recorrimos,

para estar juntos por siempre.

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.