Andres91

Pena y Gloria

Tan predecible es la conducta humana.

Siempre tiende a la gloria, pero teme la pena.

Anhela el placer, pero aborrece doquier tragedia.

Tan debil es lo humano, que incapaz es, de juntar pena y gloria.

 

Comentarios1

  • Bernardo Arzate Benítez

    Bien dicho. Deseamos cosas buenas,pero no queremos pagar el precio por ello.
    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.