argentino nadies

¡VOLVÍSTE!

Ya cumpliste. Estas entre nosotros. En la bronca del que trabaja para sobrevivir con hambruna. En la tristeza del que a diario se tropieza la injusticia. En cada argentino bien nacido, con un poco de nostalgia. En los purretes que mendigan su derecho a la vida. En la impotencia de mirar de lado la mano extendida de un anciano. En el grito de los jóvenes que reclaman su destino. En la mirada triste y vacía del que madrugó una vida.

Hay un pueblo con memoria. Hay un pueblo que espera. Hay un pueblo que cree. Que siente que volviste, en todos y cada uno. En las luchas por lo justo que quemaron tu vida, como una estrella fugaz que dejó en las retinas el recuerdo eterno de una vida efímera. Reverberan tus palabras sabias, como tañido de campanadas: "volveré y seré millones"

¡Claro que cumpliste! Estás aquí Evita, ¡Volviste! Sumando miles y miles que te evocan. Miles y miles que te extrañan. Que multiplican tu maravillosa obra, de boca en boca, de corazón en corazón. ¡Miles de miles, que son millones!

 

Julio de 1988



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.