Samuel Santana

Un pueblo triste

El dolor, con toda su intensidad inaguantable,

permanecía incólume en la puerta del palacio.

El viento planeaba junto a las aves

que no durmieron,

intentando comprender los

sentimientos del pueblo pobre.

Desfallecidos obreros que buscaban ilusiones

cavando flores frente a las

iglesias con el cansancio de los pies

y el alma rota.

Pero como una maldición apocalíptica,

la rampante miseria era alimentada

solo por las nubes grises que arrojaban espantosos

truenos y destemplados relámpagos.

 

 

 

Comentarios4

  • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

    Samuel:

    Un pueblo muy triste
    describiste en este
    poema tan sentido.

    Un abrazo de amistad.

  • nelly h

    Vaya un pueblo donde la pobreza duele !!!
    Inmenso poema !

    Abrazos

  • Miriam Inés Bocchio

    Hermosas letras Samuel,donde has plasmado una triste realidad.
    Esperemos el año venidero nos traiga alegría y pan para todos,sin injusticias.
    Abrazos de Inesita

  • llajan

    Bonito y triste a la vez, muy real.
    Un saludo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.