Marieli

Deja que...

Deja que la noche venga

En su sudor se esconde el sueño

Que envuelva y nos trague en su amargura

Que seremos desdichados siempre

 

Deja que vuelen los pájaros

Y que se entorpezca el firmamento

Que el arpa no suene más

Y que el silencio nos embriague hasta morir

 

No es si no el odio

El lenguaje de los infieles

Deja, pues, que canten alto

Mañana devendrán en llanto

 

¿Acaso río en la tristeza?

Será un día eterno lo que anime

Mis manos callosas por el trabajo

La tarde cayendo entre sombras

 

Penetra la belleza que esconde

El sufrimiento en su origen

Admira benévola la brisa

Que te ofrece el dolor cuando cala

 

Deja que hoy pase

Deja que mañana no llegue

Deja que la oscuridad me envuelva

Deja que en ella me funda

 

No es lo que parece, ya lo sé

Es más que su reflejo y un triste recuerdo

Es… no sé… algo o nada

Es, es, soy

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.