Armando Cano

HAY QUE ESTAR ALGO LOCO

Hay que estar algo loco para amarte así.

Sabiendo de tus arranques, de tus celos, tus enojos.

De tu forma intransigente de pensar, de comportarte.

Cada que miro tus grandes ojos sé

que no habrá forma de negociar.

Ni de evadirte, ni nada, nada.

Solo me queda claudicar

ya que teniéndote a la distancia de un beso

prefiero entregar la plaza.

Prefiriendo el escarnio en público,

pagando las consecuencias de este amor, 

a rebatir tus argumentos,

pues no reconoces lo hablado, lo pactado.

Ni reconoces que me amas

y no soy capaz de insinuar que me interesas.

Prefiero miles de veces siquiera ignorar que te oí.

 

 

© Armando Cano.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.