Arturo1996

Técnicas

I

La noche acariciaba brillantez de la soledad del momento.

Su voz era mi voz dentro de un dulce manantial azulino;

su mano ocultaba las sombras bermejas del lejano pasado,

y sus labios encendían el la oscuridad azul del instante.

 II

El viento se recoge en el secreto: en el topacio encarnado de pasión.

Y aquella noche, suspiraba por otros ojos que ella no percataba;

y aquella mujer se desnudo frágilmente en la inmensidad del poema.

Noche transparentada en el perfume dulce y envolvente de otras mujeres.

III 

Y es verdad lo que lleva el desconocido beso en su angosto destino,

y es inevitable dudar de la mujer que amas hoy; mientras amabas ayer;

y los labios que hoy besas tímidamente en silencio: son los de otra mujer.

Y las palabras que hoy llueven dentro de tu corazón, mañana secaran.

 

 

 © Derechos reservados del autor.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.