YanaY

Fantasma

Seis de la mañana. Crimen perfecto.

 

Cansada de intentar dormir me dirigí a la nevera, saque una cerveza y la bebí desesperada, como si fuera el último líquido vital sobre la faz de la tierra. El viento canta lento por la rendija de la ventana, y yo, la única interesada en su acto aplaudo silenciosa.

 

...Es como si fuera a morir...

 

Me dirijo a darme una ducha con agua helada, y mientras mis poros se abren y se eriza mi vello, noto tu mirada recorriendo mi piel desnuda. ¿Qué te gusta de mi?, me envuelvo en la toalla y triunfante beso tu boca, pero tus besos son fríos, como si fueras un maniquí.

 

Las flores sintéticas que me regalaste se han marchitado. Afuera el mundo se desvanece en la monotonía escrita por algún dios árabe, europeo, judio...y yo cansada de mis respiraciones perfectas te dirijo una mirada retadora, acusadora, triunfadora.

 

¡Aqui me tienes cariño!

Tomame, azotame, masticame y digiereme en tu maldita soledad.

Funde mi desafortunada existencia en tu desdicha,

¿Qué no ves que muero por ti?

...me estas matando...

 

Muéstrale al mundo donde duerme el mesías, muéstrame tu piel...una pizca de amor...

 

Me puse el vestido que tanto te gusta (en realidad nunca lo notaste) y me pinto los labios con la sangre de mi dolor, es como si fuera un fantasma, de pronto, de la nada veo tus lágrimas caer sobre la mesa. ¿Qué pasa cariño?, era broma, estoy muy feliz.

 

Tus manos están manchadas, y te diriges al baño, yo las limpiaré cariño, dejame hacerte feliz...te diriges a la cochera y entonces lo entiendo todo, siento amor y y repulsión, se que nunca fui la única en tu vida...

 

Mi piel se vuelve invisible, me desvanezco, mientras observo como arrastras mi cadáver al gran closet de madera que siempre cerrabas con llave, esta lleno de huesos que no son míos. Una cortada en mi cuello delata lo inevitable, ¿Cómo pude ser tan tonta?, estoy triste, si, pero ya no hay marcha atrás y aún te amo.

 

Me acerco a ti para darte un último abrazo mientras tu piel se eriza, una luz centellante me llama y mi piel se vuelve más transparente, cuidaré de ti...susurro mientras haces pasar a otra chica a nuestro departamento.

 

Te perdono, amor mío, el infierno es suficiente para alimentar nuestro amor.

 

Te esperaré eternamente.

 

Te amo.

 

 

 

 

 

Comentarios1

  • María del Rocío

    Excelente, fuerte, al grano! Me encantó!

    • YanaY

      Me alegra que te haya gustado, gracias por darte un tiempo para leerme.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.