Andrés.

No es locura.

Mi piel guarda los secretos de mi pasado,

sin embargo, me da esperanzas para el futuro,

mis ojos empapados de tanta soledad y frustación,

me dan un toque para aferrar me a la realidad,

pues quiero vivir y seguir viendo, 

lo mágico que tiene este mundo.

Lo fantástico que tiene tu belleza,

sin igual, pero duradera,

sabe todos mis secretos, 

todo lo que guardo bajo lo oscuro.

Sin importar nada, me dejaré besar

por tu cálido beso de sangre,

pues la tristeza y desesperación,

me permiten vivir contigo.

Comentarios1

  • mario mena mena

    Muy interesante, complejo, obliga al análisis, nos da pistas, pero también nos pierde.
    Nos da salida, pero luego se cierra.
    Queda una impresión de ser en metamorfosis.

    • Andrés.

      Y cómo podría mejorarlo o hacerlo más explicíto? Gracias por su opinión.

      • mario mena mena

        Con todo respeto, te voy a poner a oír mi yo-lector. No que jamás, pretenda mejorártelo, sino que oigas mi ser leyendo-interpretando tu poema, tal cual puedo, o mucho o poco, o cerca o lejos, de lo que quisiste decir. Es esto lo que te quise decir.
        Saludos honorable poeta.

        \"Mi piel guarda los secretos de mi pasado,
        (Sí los guarda, porque toda ella cubre la totalidad que soy,
        al menos en el espacio limitado donde voy y vivo)
        sin embargo, me da esperanzas para el futuro,
        (Porque soy atemporal, desligado de lo vivido,
        pero viajero hacia rumbos inimaginados, sin límite)
        mis ojos empapados de tanta soledad y frustración,
        me dan un toque para aferrarme a la realidad,
        pues quiero vivir y seguir viendo,
        lo mágico que tiene este mundo.
        (No obstante el frío y el vacío que a veces aparece
        como sin ganas de irse nunca,
        del fondo de ese gris que a veces vivo,
        me nace una chispa inmensa de entusiasmo
        para seguir esta magia maravillosa
        de estar viviendo)

        Lo fantástico que tiene tu belleza,
        sin igual, pero duradera,
        sabe todos mis secretos,
        todo lo que guardo bajo lo oscuro.
        Sin importar nada, me dejaré besar
        por tu cálido beso de sangre,
        pues la tristeza y desesperación,
        me permiten vivir contigo.
        (Ese beso de sangre que es la erupción luminosa
        de tu corazón palpitando con el mío,
        o del mío sólo.
        No importa.
        Basta con ser el himno que la vida canta de si misma
        desde el fondo de todos los corazones,
        y que se asoma desde todos los ojos.
        Encontrándonos)

      • Hay 1 comentario más



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.