Paulina Dix

Pensando en voz alta.

Si siempre mi mano estuviera escribiendo, 

con el tiempo mi alma sería inmortal,

aunque de mi pulso escupiera un signo 

y otro signo sin juicio y banal.

 

Mi mano puede escribir:

 

"Ni jai emberejamiento,

ni jai gozanturanaida,

ireme entutumancaso, 

ja pen saratilaida 

contai dedesc onfortotato

ju, trangüik anaf uriada."

 

También puede mi mano escribir:

 

"La flor más bonita en la selva nació,

pronto una abeja de su aroma se enamoró,

el sol envidioso sus alas quemó,

pero la flor de tanta tristeza sus pétalos cerró.

 

El río al saberlo al sol reclamó,

por ser envidioso su amistad perdió,

el sol con los días mejor lo pensó,

y para sentirse mejor a la abeja curó."

 

... pero en el fondo no sentir nada.

 

Paulina Dix

Comentarios1

  • el duende

    Anda anda,,,,a que no te has parado a leer tu poema al reves....o sea lee de abajo para arriba y veras que bien te queda,,,,leelo....yo no pienso mucho dado mi pobre nivel inteclectual,,pero leo y vi esto jejej curioso no?ah mandame un beso volador

    • Paulina Dix

      Sólo un beso? No, mejor te mando dos y un abrazo.
      Si tienes mucha razón, cobra un sentido diferente de abajo hacia arriba.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.