Diaz Valero Alejandro José

Acrisolamiento poético

 

Mi verso sangra

y cambia su norte

cuando escucha voces

apuñalando mi espalda…

Él me resguarda

como fiel guerrero

y al ataque fiero

le dice: ¡basta!

Así es el verso mío

cuando el actuar impío

ataca sin miramientos,

porque sabe que el viento

va haciendo giros.

Por eso lo escribo

tejiendo estrofas

dejando flores

para alegrar los albores,

porque mi verso aflora

a toda hora

y en los tiempos peores

con todos los honores

me acrisola.

---------------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela

 

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.