Esteban Mario Couceyro

El marino

Mi edad, es mayor a los tiempos

he caminado mil senderos

y navegado la mar

amé los ojos, que me han mirado

y el cielo, he visitado.

 

Mas no he encontrado

luz más brillante

que tus ojos enamorados

rodeado de horizonte

anochecidos de mar.

 

Mi edad, me preguntas

¡que más da!

si la bruma has de encontrar

y en los sonidos del mar

 ellos te contarán

cuantos siglos lleva el capitán

navegando la vida

encallando la muerte

donde siempre ha vencido

renaciendo enamorado

de amaneceres perlados

y alunados anocheceres.

Comentarios3

  • Fabio Robles

    Esteban muy bonito poema el amor la experiencia metidos en la poesía . Lindos versos . Saludos

    • Esteban Mario Couceyro

      Estimado Fabio, cuando los años se acumulan más allá de la esfera del reloj, los sobrevivientes llevan mas experiencia que sabiduría, aunque a ciencia cierta no sabría diferenciar esas cosas, que hacen al vivir.
      Un gusto y gracias por tus palabras.
      Esteban
      nota: Los ingenieros, a su modo dan vida, quieres algo más poético.

    • anbel

      Si que escribes lindo, Esteban...Un abrazo.

      • Esteban Mario Couceyro

        Mal juez sería de mi, solo atino los amaneceres, recordando el abandono puntual del sol en ese horizonte colmado de dudas y algunas de mis escasas virtudes.
        No hay mérito, en las palabras escritas, tanto como en las leídas.
        Te saludo, desde estas teclas ordenadas en la anarquía de mi mente.
        Esteban

      • Lucy Quaglia

        Muy bonito, hasta diria tierno, sin querer ofenderte.
        Aplaudo al hombre que no le tiene miedo a la edad o a la muerte, porque tiene coraje.

        • Esteban Mario Couceyro

          Estimada Lucy, es verdad que el coraje, lleva la vida. Máxime cuando los años se van juntando en los rincones, como las hojas del otoño.
          Pero sin duda, con los años, la intensidad de las cosas da paso a la perfección de algunos pequeños detalles, que pasamos por alto en la juventud.
          Eso, puede ser ternura y es sabiduría.
          Un abrazo desde el sur
          Esteban



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.