angelillo201

El guerrero de Moixent se quedará en la Habana.



 

El guerrero de Moixent se quedará en la Habana.

La intro del día anterior, hora de España

Tras una larga lección en power point, algo aburrida de introducción al marxismo para seis invitados que han acudido en la biblioteca de vall d´uixó, llega el ruedo de preguntas con prisas . El ponente del partido comunista de los pueblos de España , pide disculpas por tener que irse a trabajar en diez minutos. Lo primero, las cadenas laborales. Llega la polémica entre seis, cuando representada izquierda unida de cuerpo presente entre las fuerzas vivas del Ayuntamiento de Vall d´uixó, quiere cambiar toda la superestructura del país en una manifestación por la dignidad bien lejos, Madrid, y aquí la infraestructura que yo represento de solemne estremecimiento, dejarla abandonada, que es lo que han hecho dejando gobernar al partido socialista, junto los nacionalista de compromis, artillería ligera que barre no se sabe bien en que campo.

Ni hablar, yo ni loco voy con vosotros si no volvéis a la coherencia revolucionaria y abandonáis la tolerancia.

La alusión sube de tono, piden abandonar el purismo y mezclaros todos con todos, paz y bien y esas cosas.

Gruño:

para acabar como el partido socialista , o como vosotros sumum revolutum.

Viva Fidel.

Recuerdo torturas de la policía local, reunión con alcaldes conservadores tan criticados por ellos y corruptos, a los que llaman sin vergüenza para que les den consejos , su poco compromiso para la emancipación de los oprimidos, su burla constante a la gente que pasa necesidad, su necedad acudiendo a las profesiones de un Dios muerto.

Lo resumo en una bella palabra para izquierda unida:

cobardes.

La designación ofende, y se monta el guirigay.

 

 

I. El guerrero de Moixent se quedará en la Habana.

 

Son las cenizas de Iberia las que ya no caben ni se pueden guardar en España, las que se deben llevar a la Habana, y descansar en un alto promontorio cerca de un limpio arroyo de Sierra Maestra, mirando a una orilla bien guardada; digna y tranquila, para que el viento meza esas cenizas entre la caña de azúcar.

Aquí en esta Europa, en esta España yacente, las cenizas de iberia están no en un museo, sino en cada insomnio, en cada ojo, en cada helada de los pobres. En el destierro de la izquierda de sus propios ideales y de su misión.

Hay que destruir todas las fotografías que nos ponen en la mesa cada día.

La del empleo, la del bienestar, la de la prosperidad, la de iguales derechos, la de una policía amable, la de los derechos humanos.

Hay que destruir toda la tolerancia, toda la unión de la izquierda con la derecha.

Hay que hacer de España un campo de batalla.

En cada surco, en cada huerto, hay que levantar una barricada, para salvar la dignidad.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.