ErC

Malas personas.

En el averno de mi pecho
se encuentra apretujada
mi alma negra,
oculta por la niebla,
que brota de mi tristeza.

Voy muerto en este mundo
incierto sin colores,
cargado de males,
de lugares oscuros
habitado por seres malditos.

Me quiero deshacer
de la bazofia,
que con sus pensamientos
me agobia,
truena mis sentimientos,
no hay personas, en quien creer,

Las palabras que recitan
están cargadas de odio,
de inmensos mares de eses,
no razonan, no sienten,
solo usan vocablos que lastiman,
ese es su fin, dañar.

Trágica vida,
me provoca el llanto,
gotas llenas de odio,
lagrimas del alma
pintadas de sangre,
por el corazón destrozado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.