argantonio

Los olvidados

Me dices que deje el vino, amigo

tu que nunca compartiste victorias

o derrotas conmigo.

 

No estoy solo por placer,

solo me queda el cielo,

que me libra del desconsuelo,

de quien acostumbra a perder.

 

Cuando cuentes que me

has visto, no digas que estoy

perdido, o que no tengo ni domicilio.

 

Di que en el subsuelo vivo

y que mis mejores amigos

son amables desconocidos.

 

Cuando hables de mi barba

descuidada, di que es lo único

que crece de mi caudal, que ella

es mi nueva identidad que no es

un disfraz que se someta a normas

ya olvidadas, di que vivo así desde

hace tanto tiempo que ya no tengo ni edad.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.